nuestras marcas

zapatillas_running_barcelona_saucony

Desde nuestros inicios apostamos por esta marca, sin dudarlo. Número 1 en ventas en países como Estados Unidos, aquí en España poco a poco va ganando terreno. A día de hoy, cuando vamos a las carreras y miramos lo que calzan los corredores, nos damos cuenta de que cada vez hay más pies que lucen unas Rider, unas Triumph o unas Saucony Jazz, por ejemplo.

“Los inicios de sus inicios” se remontan a finales del s. XIX y fue en 1968 cuando un inmigrante ruso, propietario de una tienda de zapatillas de lona, compró la marca y le dio el empujón que necesitaba para convertirla en una marca referente en zapatillas de deporte.

Como todo, su nombre y su logo tienen una razón de ser y forman parte de su historia. Saucony establece sus primeras raíces en “Saucony Creek”, Pensilvania. Los nativos de la zona acuñaban el nombre “Saucony” a su “Río rápido”; su logo, lo simboliza: el flujo de un río con piedras. La compañía estableció allí su primera fábrica.

zapatillas_running_barcelona_cornella_saucony1
Correr Saucony

Para nosotros, es un icono de la filosofía que como J’ARRIBU queremos representar: ser especialistas en productos running, comprometidos con el desarrollo y la innovación y ofrecer en definitiva un producto de gran calidad.

¿No te entran ganas de calzarte unas?

nuestros servicios

MATERIAL

zapatillas_running_barcelona_cornella_material

Muchos de vosotros ya lleváis kilos de quilómetros acumulados en las piernas y tenéis claro lo que necesitáis y lo que os va mejor. Es más, sabemos de unos cuantos que cada vez que renuevan sus zapas …


GRUPOS DE ENTRENO

zapatillas_running_barcelona_cornella_gruposentreno

El J’ARRIBU Team es ya una realidad y buscamos personas como tú que quieran correr en grupo y formar parte de esta ‘pequeña GRAN familia’. Nuestro lema: divertirnos y compartir contigo afición y retos.


MÁS ALLÁ DEL RUNNING

zapatillas_running_barcelona_cornella_masalla

Correr no es sólo correr. Sin embargo, todo aquel que empieza lo hace calzándose unas zapatillas, trotando un máximo de 30 minutos y cuando finalmente ‘se engancha’, siempre quiere ir un poco más allá.